Derecho a la educación

“Ya enfrentábamos una crisis de aprendizaje antes de la pandemia ahora enfrentamos una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, socavar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades ya de por sí arraigadas”

Debido a que las niñas, niños y adolescentes han aprendido a lo largo del tiempo a tomar la educación formal en las aulas en donde se les permite un espacio de socialización entre pares, y con el acompañamiento de un adulto disponible, es decir los profesores, orientadores etc., ahora tienen que estar en un espacio de aislamiento y un tanto solitario si es que se encuentran solos o de hiper distracción si comparten el espacio con sus hermanitos, o familia extensa, por lo que la adaptación a las clases y el aprendizaje virtual ha sido una tarea difícil, titánica en donde la frustración, el enojo, la tristeza y el estrés ha sido sumamente recurrente, también para los y las profesoras que se han enfrentado a tener que adaptar el contenido de sus materias en línea, cuestión que también se ha tenido que enfrentar Infancia Común A.C como organización en donde uno de los espacios más importantes para desarrollar el trabajo es justamente las escuelas y comunidades.